Desde el inicio de mi blog (ósea esté) el más comentado de mis artículos es el publicado el 24 de Febrero titulado Love, Sex & Emo, creo que de hecho el comentario hecho por mi amigo Link y mi amiguita titacgs era acertadísimo. Hay más tela para cortar.

Como lo dije en el post anterior (deberían leerlo si no lo hicieron, para que puedan entender esté) las relaciones son más complicadas de lo que parecen. Aquí vengo con más complicaciones y más ejemplos:

Complicación Nº 6: Los Compromisos

Es evidente que mientras más crecemos, más maduramos (bueno hay excepciones a las reglas xD) pero el general _debería_ ser así. Con la madurez viene la responsabilidad, es decir mientras más tiempo pasa más responsabilidades tenemos, así no las asumamos por voluntad la vida nos las impone. Es decir, una persona de mi edad tiene compromisos económicos, laborales, familiares, sociales, políticos y hasta religiosos. A veces son tantos que simplemente vivimos cumpliendo compromisos, tanto que llegamos al punto de no tener tiempo para nosotros como he escuchado decir varias veces a much@s “es que no me queda tiempo para mí”. Para ejemplo yo, nunca tengo tiempo para pintarme las uñas…

Complicación Nº 7: Las adicciones

A veces sin darnos cuenta somos adictos a algunas cosas. En mi entorno lo mas común es ser adicto a la computación, algo que llamamos ser “geek”. También hay otras adicciones que no nos permiten llevar una relación con buen pie, adicción al trabajo, al alcohol, a las rumbas, a la promiscuidad. No creo sea necesario profundizar más.

Complicación Nº 8: De los secretos y las mentiras.

Hoy en día a mucha gente le gusta mantener las relaciones en secreto, pues es bien cierto que la gente siempre va a estar esperando que algo malo pase en la relación ya sea para aprovecharse o simplemente para contárselo al vecino. Hay casos en los que el secreto pasa a ser mentira, pues al esconder algo sueles comenzar a negar cosas, a mentir para justificar. Es cuando un secreto se convierte en mentira.

Como en la primera parte, traigo más ejemplo de relaciones terriblemente afectadas por las 8 complicaciones que se han descrito hasta ahora (He cambiado los nombres para no comprometer la identidad de las personas)

Elías (Ingeniero, 29 años): Fuimos amigos desde el colegio, luego estudiamos algunas materias en la universidad, siempre me pareció lindo, después de graduarnos, perdimos el contacto. Cuando nos volvimos a encontrar en un supermercado, se vio el interés de ambos lados, comenzaron las invitaciones de su parte, las cuales nunca podía cumplir por su trabajo, su familia, sus negocios. Conclusión: Complicación 6 y 8

Ignacio (Programador, 29 años): Lo conocí y luego de compartir muchísimas líneas en la red con él me di cuenta que me había conectado emocionalmente con él. Tuvimos una buena relación por un corto tiempo, como dicen por allí “la parte empezando que es la más bonita”. Tampoco vivíamos en la misma ciudad. Su adicción por el trabajo, creo que termino arruinando todo. Conclusión: Complicación Nº 3 y 7.

Alexander (Ingeniero, 26 años): Un encanto de hombre, fuera de mis ideales físicos de siempre, pero quien lo rechazaría? Es inteligente, maduro, trabajador, guapo y muy muy desenrollado, el novio que toda mujer puede querer. Me comenzó a interesar sin darme cuenta, estaba lejos, y lo sigue estando. Pero con innumerables cambios en su vida. Compromisos. Conclusión: Complicación 3, 5 y 6.

Ramón (Administrador, 32 años): Este pobre hombre espera tener conmigo lo que yo he esperado tener con los otros ejemplos. Pero no, no es tener lo que quiero con cualquiera, es tenerlo con alguien que reúna mis requerimientos (que no son muchos, solo ser conocedor de computación por profesión, elección o por naturaleza, pero tampoco un adicto que supere los niveles de geekismo). El me pregunta que porque no le paro, y de panas no se como explicárselo, como le explico? Como le digo que “Hay solo 10 tipos de personas en el mundo: Los que entienden el binario, y los que no!”?. Conclusión: Complicación Nº 1, 2 y 7

Bueno. Por lo visto en el mundo del Amor, Sexo y Sentimientos, nada se sabe y no es todo tan sencillo como el deshojar una margarita “me quiere…no me quiere”….

Leer más