Me pregunto si algún día me leeras y te darás cuenta de que, aunque suelo esconderme bajo cielos un poco más grises, la verdad es que muero por escaparme a la comisura de tus labios y morderlos pintarte las notas de alguna canción que escuchamos juntos en una tarde de besos acalorados y acrobacias secretas sobre (no, no debajo… sobre) las sábanas.

The Kiss by Tomas Lacerda

Es que, aunque me cueste admitirlo (y nunca había tenido tanto sentido esta frase), no puedo vivir sin ti. Y no tengo miedo, solo estoy ridículamente feliz… tara!

Escuchando: Aeon Spoke – Above The Buried Cry

Leer más